Cuando nos levantamos por la mañana, la intención era realizar la ascensión al Pico Bisaurín (2.669 m). Nos dirigimos en autobús hasta el refugio de Lizara (1.540 m) para comenzar allí nuestra ruta del día.

Empezamos siguiendo las balizas marcadas por el GR 11.1, que consiste en el tramo más corto de la “Senda de  Camille”. Nada más empezar nos encontramos con un tramo corto, pero de fuerte pendiente, que te da aviso a las piernas nada más comenzar. Según continuamos ascendiendo, íbamos viendo que la cumbre del Bisaurín continuaba tapada por la niebla. Así mismo, las rachas de viento cada vez eran de mayor fuerza.

Continuamos por el GR11.1 hasta llegar al Collado de lo Foratón (2.016 m). Desde aquí deberíamos comenzar la ascensión por la cara sur al Pico Bisaurín, pero la situación meteorológica lo des-aconsejaba. Rachas fuertes de viento, una leve llovizna, una sensación térmica bastante baja que obligaba a ponerse incluso guantes y gorro, y por si todo esto era poco, la cumbre estaba cubierta por una buena capa de niebla, subir sería para no ver nada. Tras unos minutos, decidimos que la cumbre del Pico Bisaurín tendría que esperar a otra ocasión mejor.

Comenzamos el descenso desde el Collado de lo Foratón hacia el refugio de Gabardito. Dado que teníamos más tiempo del que en un principio esperábamos, nos lo tomamos con calma. El descenso es muy sencillo, caminado al principio por campos y praderas, para finalizar el mismo bajando a través de un bosque de pino que nos lleva hasta la puerta del refugio.

Aquí tengo una muestra fotográfica de la ruta.

[mudslide:flickr,0,37360464@N05,72157635266400580]

Este es el perfil de altura de la ruta:

Perfil de Altura de la Travesía refugio de Lizara a refugio de Gabardito

Perfil de Altura de la Travesía refugio de Lizara a refugio de Gabardito

Y aquí el track de la ruta:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *